Vaciar su casa o no después de venderla

La respuesta a esta pregunta no es fácil de responder. Esto se debe a que la gente se fija en conceptos e ideas que no siempre coinciden con las necesidades del comprador. Podemos resumir brevemente que la venta de una casa amueblada depende de lo que el comprador pretenda hacer con ella. Por lo general, el consejo de quienes trabajan en el sector inmobiliario es ofrecer una casa completamente vacía de muebles.
La casa vacía

Una casa vacía es sin duda más atractiva que una casa amueblada si el nuevo propietario tiene la intención de convertirla en su nueva residencia. Esto se debe casi siempre a que el nuevo propietario querrá hacer mejoras, renovar el baño o la cocina, o simplemente porque ya tiene una casa y tiene todo lo necesario para amueblar la nueva. Una casa vacía permite al nuevo propietario plantearse si el mobiliario se adapta al nuevo contexto y cómo hacerlo. Le permite imaginar las opciones de decoración sobre el espacio real de la casa, sin que esto se vea afectado por la presencia de muebles.
La casa amueblada

Una casa amueblada supone que todo lo que hay en su interior es perfectamente funcional, reciente y debe responder al gusto del nuevo propietario. Esto, como puedes comprender, es una eventualidad muy difícil, porque los gustos son los gustos y las opiniones personales cuentan poco. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el comprador podría comprar la casa con la idea de alquilarla y, en ese caso, una casa amueblada y funcional podría ser una buena solución para el comprador. Otra opción es que la casa se compre con el objetivo de hacer un bed and breakfast, una solución que en Barcelona se está haciendo común en los últimos años.
Vaciar la casa después de venderla: ¿qué hacer y cómo proceder cuando hay que deshacerse de todo lo que hay en ella? Llame a los expertos y pídales que realicen una inspección gratuita de sus instalaciones. Llame ahora al 622 075 038.
¿Cómo se procede al vaciado?

¿Cómo se hace el vaciado de los locales?

La decisión de vender el local amueblado o sin amueblar es suya, pero podemos ayudarle si decide limpiar el piso de todo aquello que no pueda utilizar y que le suponga un problema. Hay básicamente dos maneras de hacerlo: o lo hace usted mismo o contrata a una empresa de mudanzas profesional. Son dos opciones muy diferentes que implican costes y métodos que, en nuestra opinión, deben adaptarse a las necesidades de los interesados. El tipo de servicio que ofrecemos es la forma más sencilla, inmediata y rentable de deshacerse de todo sin miramientos, y de tener el local despejado y perfectamente limpio. Sin embargo, la solución que implica la acción privada de los miembros de la familia en lugar del propietario puede crear algunos problemas prácticos.
Ventajas e inconvenientes de hacerlo uno mismo

Como ya se ha dicho, hay dos opciones recurrentes: realizar el desalojo de forma autónoma, quizá con el apoyo del servicio de VaciadosBarcelona para la recogida de objetos voluminosos; o contratar a una empresa especializada. Deshacerse de un piso por sí mismo o con una empresa especializada no significa que tenga que llevarlo todo al vertedero. Parte de las referencias serán utilizadas por el propietario de la vivienda en el nuevo destino o, si se trata de desalojar la vivienda de un familiar fallecido, por los herederos. No hay razón para no vender algunas de las referencias, que se pueden colocar en Internet o regalar a establecimientos interesados y receptivos. Sin embargo, siempre quedará un volumen importante de artículos que necesariamente tendrán que ser eliminados.
Para más información, llame al 622 075 038.
Comprobemos las dos opciones

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
×